Trucos para conservar al máximo la capacidad de las baterías de tu cámara

batteryCámaras, smartphones, tablets, portátiles… Vivimos rodeados de baterías que, de vez en cuando, dejan de funcionar sin que sepamos realmente si es por un incorrecto mantenimiento o porque han llegado al final de su vida útil. Lo que está claro es que las baterías no duran eternamente por eso os ofrecemos una serie de consejos para optimizar su vida útil y que nos duren mucho, mucho tiempo.

Como sabrás, actualmente la mayoría de las baterías de nuestros dispositivos están basadas en la tecnología de iones de litio (Li-ion), un tipo de baterías con evidentes ventajas ya que han permitido rebajar el peso y tamaño de este componente además de olvidarnos del famoso “efecto memoria”. Por eso, ahora no hace falta dejar cargando las baterías eternamente ni evitar ponerlas a cargar antes de que estén vacías, tal y como vamos a contar a continuación.

nivel-bateria

Pero antes conviene saber que la vida de este tipo de baterías se mide en ciclos completos de carga y descarga que normalmente están entre 500 y 1000; esto suele suponer entre uno y tres años de vida, aunque es una cifra muy relativa. Un ciclo completo de descarga se cierra cuando se ha gastado el 100 % de la capacidad de la batería, lo que no necesariamente tiene que coincidir con una recarga efectiva realizada por el usuario. Es decir, si recargamos la batería antes de que se agote, en el momento de volver a usarla no comienza un nuevo ciclo de carga sino que primero debe terminar de gastar el porcentaje que quedaba del anterior para luego pasar al siguiente.

Úsalas de forma adecuada

En la mayoría de dispositivos (salvo los portátiles que usan baterías mucho más grandes) se recomienda no agotar las baterías por completo, ya que esto puede causar problemas en sus circuitos. Respecto a la costumbre de dejarlas cargando largos periodos de tiempo (el caso más típico es hacerlo toda la noche), la tecnología Li-ion está preparada para que, una vez la carga se ha completado, se corte la energía y las baterías no sufran (salo fallo de los acumuladores). Del mismo modo, ahora tampoco es necesario dejarlas cargando la primera vez de forma prolongada, un problema típico de baterías más antiguas que ya no sufren las de iones de litio.

Por otro lado, para mantener una buena salud de las baterías de Li-Ion es recomendable cargarlas de forma parcial, es decir no hacerlo siempre al 100%, y realizar ciclos de carga no homogéneos, osea no ponerlas a cargar siempre cuando estén en el mismo punto de descarga. En cualquier caso, para que las baterías funcionen en las mejores condiciones lo recomendable es usarlas y recargarlas habitualmente.

Trucos Conservar BateriaFoto de Pexels

Mejor usar el cargador específico

Aunque la mayoría de modelos tienen un acumulador para cargar la batería fuera de la cámara, ya son muchos los que lo hacen directamente en ella con un cargador similar al de los smartphones. Así, existe la tentación de usar un cargador cualquiera para la cámara o de conectarla al puerto USB del ordenador, algo que no suele ser recomendable ya que cada batería está diseñada para trabajar con una potencia de carga concreta. Por eso es importante utilizar siempre el cargador original del fabricante para asegurarse una recarga en perfectas condiciones.

Si tienes dos, altérnalas

Es común que los fotógrafos cuenten con dos (o más baterías) con el fin de cubrirse las espaldas ante la posibilidad de quedarse sin energía en medio de una sesión. Una medida sin duda recomendable pero que puede ser perjudicial para la salud de la batería “suplente” si tenemos la tendencia de usar siempre la misma (quizá la original que venía con la cámara).

Además de almacenar la que no estés usando de forma conveniente (de esto hablamos más adelante), ten en cuenta que si no usas la batería de repuesto se descargará y puede que se acorte su vida útil. Por ello, lo mejor es ir alternando ambas baterías y recargándolas cuando se agoten. De este modo cuando vayamos a echar mano de la batería “suplente” es mucho menos probable que la encontremos descargada.

Baja el nivel de brillo de la pantalla

Entramos ya en los ajustes que podemos adoptar en la cámara para ahorrar energía y optimizar el uso de las baterías y uno muy importante es el referido a la LCD trasera. Con sólo disminuir ligeramente el brillo de la pantalla se puede conseguir un ahorro importante en el consumo de batería. Si ves que en algunos casos, como en los exteriores con mucha luz, necesitas más brillo para ver bien la pantalla, siempre puedes subirlo de forma puntual.

Este truco, evidentemente, está especialmente dirigido a quienes utilizan modelos compactos y sin espejo que son los que más dependen de la LCD. Si es tu caso y tienes la suerte de contar con un visor electrónico, otro buen consejo para ahorrar batería es recurrir a él de manera más intensiva, incluso para revisar las tomas realizadas.

Usa lo justo la pantalla y el Live View

Si en vez de con una de las cámaras antes mencionada la tuya es una réflex, la recomendación sobre el brillo es menos crucial (aunque sigue siendo recomendable) y lo que es más importante es utilizar la pantalla lo menos posible durante la toma de imágenes. Aprovéchate de las ventajas del visor réflex para componer la imagen y utiliza el Live View lo imprescindible, porque es un modo que consume mucha batería.

Trucos Conservar Baterias Camara 10Foto de Kaique Rocha

Desactiva la revisión automática de imágenes

Tras la toma, es muy atractivo ver el resultado al instante pero si vamos a realizar varios disparos o no vamos a poder revisar las fotos al momento, podemos ahorrar batería (especialmente en las DSLR) si lo desactivamos. Otra buena medida es reducir el tiempo que se va a reproducir la foto durante la revisión (por ejemplo uno o dos segundos en vez de diez), lo que puede suponer una gran diferencia de gasto.

Evita el obturador electrónico

Si tienes una sin espejo o una compacta es muy posible que tu cámara cuente con un obturador electrónico que permite disparar a gran velocidad y en silencio. Lo malo es que esta opción también consume bastante batería, así que si no lo vas a usar es mejor utilizar solamente el obturador mecánico.

Desactiva las conexiones inalámbricas

Wifi, GPS, NFC, Bluetooth… se han convertido en tecnologías habituales en las cámaras; sin embargo, si no se van a usar (o no las estás usando) lo mejor es desactivarlas porque también consumen recursos. Lo habitual es que la conectividad inalámbrica necesite una activación previa pero puede darse el caso de que se esté gastando energía tratando de buscar en segundo plano y de forma continua redes a las que conectarse.

Trucos Conservar Baterias Camara 4Foto de Redd Angelo

Evita el flash y el zoom automático

El flash es sin duda un gran consumidor de energía que, en el caso de los flashes integrados, se surte de la batería principal. Así que su uso es otro consumidor de recursos que podemos evitar, decantándonos por ejemplo por elevar el ISO en vez de usar el flash. En cuanto al zoom automático, como sabéis en las cámaras compactas y algunas CSC el cambio de distancia focal en el objetivo se realiza mediante un sistema electro-mecánico que, cómo no, necesita energía. De modo que si podemos evitar su uso, haciéndolo de forma manual, tendremos otro modo de ahorrar batería.

Desactiva la limpieza del sensor

Como sabéis, son muchas las cámaras que al encenderse o apagarse realizan de forma automática una “limpieza” del sensor. Si vamos a realizar una sesión en la que apaguemos y encendamos muchas veces está claro que esto supone un gasto de energía innecesario que podemos eliminar.

Mejor el estabilizador del objetivo que el de la cámara

El estabilizador de imagen incluido en muchos cuerpos de las cámaras del mercado es otro elemento que “chupa” batería y de forma bastante importante. Por eso, si no lo necesitamos (por ejemplo porque estamos haciendo fotos con buena luz y un gran angular) es mejor desactivarlo. Además, si tenemos un objetivo que también incluye estabilizador es conveniente echar mano de este último para ahorrar.

Estabilizador

Desactiva otros ajustes

Poniendo en off cosas como el pre-enfoque y/o el enfoque continuo, así como la luz de ayuda al AF también ahorramos energía. Todas estas opciones pueden ser de gran ayuda pero también consumen batería. Por eso lo más recomendable es desactivar todos estos ajustes y activarlos sólo de forma puntual cuando los vayamos a necesitar.

Por otro lado, también es recomendable desactivar el sonido de la cámara. Ya sean los pitidos del menú, el sonido del disparo en ciertas cámaras o el de confirmación de enfoque, el sonido de la cámara suele ser algo poco útil que podemos desactivar para ganar algo de energía.

Personaliza el modo ahorro y/o apágala

Todos los modelos de cámaras que utilizan intensivamente la pantalla trasera incluyen en su software una opción de ahorro que se puede configurar. Así, es posible elegir por ejemplo cuanto tiempo tarda en apagarse la LCD y en ponerse la cámara en reposo cuando no la estemos usando. Lo mejor es ajustar estos datos según el uso que hagamos de la cámara.

Por dar un ejemplo podemos recomendar ajustar que la pantalla se apague a los cinco minutos y que se ponga en stand by a los diez. De todos modos, aunque la cámara entre en modo de ahorro seguirá gastando algo de energía, así que directamente lo mejor para ahorrar es apagar la cámara cuando no se esté utilizando.

Trucos Conservar Bateria

Cuida la salud de tu batería y almacénala en condiciones

Como decíamos al principio, lo que está claro es que una batería no va a durar eternamente así que probablemente en algún momento tendrás que reemplazarla. Para saber cuál es el momento ideal para ello, es muy útil si nuestra cámara tiene en el menú una opción de información sobre el estado de la batería que nos muestre cuál es su estado de salud.

Respecto a la forma de guardarlas cuando no se estén usando, los fabricantes recomiendan almacenarlas en lugares frescos y secos (la humedad y el calor son los principales enemigos de las baterías) y con algo de carga. Como sabréis, las baterías nuevas suelen venir ligeramente cargadas ( aproximadamente un 40%) y esto es porque se considera que este es el porcentaje de carga idónea para que una batería de iones de litio aguante sin uso durante largos periodos de tiempo en las mejores condiciones.

Via | XatakaFoto

Puntúa este Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *